"DESPARECIDA EN SIBONEY" DE ROSARIO RARO (LECTURA RECOMENDADA)

por: Estudio 7 Valencia

La lectura que os recomendamos hoy, en Estudio 7, es una novela colosal de la escritora Rosario Raro, galardonada con merecidos premios por su exquisita forma de narrar historias conmovedoras como la que hoy nos ocupa.

“Desaparecida en Siboney” es una novela ambientada en 1875, cuya trama discurre entre Barcelona y Cuba. El relato alterna ambos espacios en un movimiento pendular que sirve para trasladar al lector de un lugar a otro conforme avanza la historia. El protagonista, Mauricio Sargal, es un joven antillano que vive de la fortuna familiar heredada, en un ambiente disipado cuyos placeres disfruta por encima de lo que en aquella época pudiera considerarse prudente.

Mauricio Sargal se desplaza a Cuba en busca de su hermana Dulce, desaparecida en Siboney. Éste es el pretexto que le sirve a la autora como punto de partida para introducir el relato de una época marcada por la hipocresía, la opresión, las luchas de poder, la ambición y la tiranía. También el amor. Pero lo que realmente conmueve es quizá la tragedia que se esconde como telón de fondo del periplo de la familia Sargal y a la que la autora no ha querido conceder más líneas de las necesarias por la crueldad que entraña: nos referimos al drama de la esclavitud que en Cuba se prolongó hasta más allá de 1880, cuando la prohibición de venta de esclavos se había decretado 73 años antes en Inglaterra.

En la novela aparecen descritos varios ambientes: por una parte, la Barcelona de finales del siglo XIX, con su industria textil en periodo de expansión, marcada por el progreso y los avances tecnológicos, fuente de riqueza para empresarios que disfrutan tanto de los pingües beneficios que proporcionan sus fábricas como del boyante y poco transparente comercio con ultramar. El otro escenario se desarrolla en la Cuba colonial dominada por ricos explotadores de esclavos que trabajan en las plantaciones de algodón y caña de azúcar.

Y entre ambos espacios, la historia prosigue en los camarotes y cubiertas de primera clase de unas embarcaciones que a su vez transportan mercancías para su comercialización a ambos lados del Atlántico, buques cuyas bodegas están repletas también de hombres, mujeres y niños encadenados y condenados a un trato inhumano.

La caracterización de los personajes es uno de los aspectos destacables de la novela. Por ella circulan el mencionado Mauricio Sargal, su acérrimo enemigo, Bartolomé Gormaz, un traficante de esclavos a quien Mauricio odia, la cándida Romi, angustiada por la ausencia de su madre, el matrimonio Esmerla y su hija Carola, familia acomodada de la alta sociedad barcelonesa dedicada a la industria textil, su sirvienta Manón, quien representa la voz del inconformismo y la lucha por la libertad, la dulce Deba y su moribundo coronel Rivadeneira. Todos ellos son personajes perfectamente caracterizados desde el punto de vista psicológico; cada uno de ellos encarna un prototipo de persona que suscita en el lector simpatías, antipatías, ternura, compasión, vergüenza e incluso náusea, en función de sus comportamientos.

Por la novela también asoma la hechicería junto a los ritos religiosos, las costumbres de los esclavos africanos que trabajan en Cuba, las formas de vida de la clase alta catalana, con sus palacetes en construcción, sus fábricas que dan trabajo a poblaciones enteras, sus negocios oscuros, su ambición, sus obras de caridad y sus bajos instintos…mundos llenos de contrastes que envuelven al lector y lo atrapan.

Sorprende en esta magistral novela el proceso previo de documentación que ha llevado a cabo la autora. Hasta los más pequeños detalles están minuciosamente estudiados, lo que confiere a la novela un valioso testimonio de lo que fue la historia del momento, las costumbres sociales, las creencias y las formas de vida de las diferentes clases sociales, tanto en España como en Cuba. El lector consigue inmiscuirse en la trama como si se tratara de un personaje cercano a los protagonistas; esta sensación se percibe gracias a que el ambiente descrito y las referencias históricas son tan precisas que dotan a la novela de una gran verosimilitud.

Rosario Raro es doctora en Filología; actualmente dirige los Talleres de Escritura Creativa de la Universidad Jaume I de Castellón, trabajo que compagina con la investigación lingüística y la creación literaria, por la cual ha obtenido numerosos premios nacionales e internacionales. Es autora de obras como Carretera de la Boca do Inferno, Surmenage, Perder el juicio, Los años debidos, Finlandia, La llave de Medusa, Desarmadas e invencibles, el alma de las máquinas y Volver a Canfranc.

De Rosario Raro destacaremos por encima de todo su calidez humana y su cautivadora capacidad de transmisión de las experiencias vividas en los procesos de elaboración de sus obras. Es una escritora minuciosa y perfeccionista. Cada una de sus novelas encierra un trabajo preparatorio muy riguroso pues, como ella misma ha declarado en alguna ocasión, no es capaz dejar ni un solo detalle sin justificar y, si para escribir un párrafo sobre un tema desconocido es necesario leer una tesis doctoral, el esfuerzo se dará por bien empleado en aras de la exactitud de su contenido. Como ocurre con todas las cosas valiosas de la vida, nada surge de forma espontánea sino a partir de un trabajo concienzudo y minucioso.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

t

o

p